Durante el pasado fin de semana, se celebraron en Baza las primeras Jornadas de Ciberseguridad «Cascamorrascon», evento que fue aprovechado para presentar un proyecto que pretende implantar en Baza, un centro de ciberseguridad, para empresas y administraciones públicas. La idea fue expuesta de una manera muy visual, buscando la similitud culinaria para presentar un ciberataque llegando incluso a utilizar inteligencia artificial para hacer hablar a personajes tan conocidos como la Dama de Baza, el Guerrero e incluso el propio Cascamorras.

En el cierre de las Jornadas se manifestó que el objetivo de estas era la concienciación del empresariado y de los ciudadanos, lo que según la organización se consiguió. El presidente de la Asociación de Empresarios Altiplano de Granada, José Antonio Lucha, y el presidente de la Asociación Andaluza de Delitos Informáticos, Javier Gavilán, se comprometieron a estudiar la viabilidad para la creación de centro de ciberseguridad permanente en la localidad.

A lo largo de las jornadas que se desarrollaron en tres ubicaciones distintas, Restaurante Las Conchas, Salón Ideal y Teatro Dengra se celebraron diversas actividades, ponencias y charlas con ponentes de primer nivel, quienes pudieron demostrar lo sencillo y lo fácil que sería hackear un móvil. Además, se pudo ver los distintos programas que hay para espiar los teléfonos móviles, sus principales funcionalidades y cómo saber si nuestro móvil está siendo intervenido.

Se mostró como identificar, con herramientas sencillas, si un perfil o noticia eran falsos e incluso conocer los orígenes de los grupos de ciberdelincuencia más comunes y los nombres que se les ponían (APT). La afluencia de público a la actividad del viernes fue máxima incluso superando en un 30% el aforo esperado. Un total de 70 asistentes.

Ya el sábado en el Cine Ideal, se desarrollaron las «Cascamorras Conferences», donde se realizaron cuatros ponencias en las que se explicó detalladamente todas las ciberestafas más comunes e incluso se enseñó cómo se puede conocer la ubicación física del ciberdelincuente. Demostraron de manera clara y sencilla cómo se podía hackear una red wifi. Explicaron de manera práctica los conceptos básicos del cifrado de la información. Para terminar las Cascamorras Conference se desarrolló una ponencia demostrando lo fácil que es ser hackeado a través de cualquier dispositivo poniendo ejemplos claros. La afluencia de empresas fue amplia a las Cascamorras Conferences, destacando que el público que asistió por el mañana continuó su asistencia a los talleres de la tarde.

El mismo día, se desarrollaron las «Cascamorras Talks», charlas orientadas a las familias, donde los Cuerpos Nacionales de Seguridad hablaron claramente de los problemas que se suelen encontrar en el ámbito escolar e incluso la unidad de Investigación de la Guardia Civil, (Edite) presentó un caso de investigación llevado a cabo muy mediático, como fue la operación que llevó a la detención de un joven ciberdelincuente muy conocido. El juez de menores Emilio Calatayud intervino mediante videocoferencia para hablar sobre las consecuencias que tiene dar un teléfono móvil a un menor.

Y para cerrar se celebró una charla de la Asociación de Drogodependencia de Baza AD-HOC, donde hablaron y desarrollaron los problemas que están ocasionando las adicciones a las nuevas tecnologías.

Para terminar, se desarrollaron dos talleres prácticos en los que se realizó, una demostración en la que se podía ver la pantalla del ordenador desde donde actuaban los ciberdelincuentes cuando se interactúa con un correo que lleva adjunto un archivo pdf. En la pantalla del ordenador se estuvo viendo como ocurría el ciberataque. Se pudo conocer cómo funcionan las cuentas bancarias donde se almacenan las criptomonedas y cómo con herramientas gratuitas a localizarlas y relacionarlas.

Fuente: https://baza.ideal.es/baza/asociacion-empresarios-estudia-creacion-baza-centro-ciberseguridad-20231024074547-nt_amp.html